Educación para la ciudadanía global
Entreculturas, Educación, Memoria, Informe Anual, Rendición de Cuentas
137
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-137,bridge-core-2.1.5,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,vss_responsive_adv,vss_width_768,qode-theme-ver-20.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
 

EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA GLOBAL

La ciudadanía global es un derecho de todas las personas

En Entreculturas entendemos que la ciudadanía global es un derecho de todas las personas: el derecho a ser parte -como iguales- en una comunidad, local y global. Sin embargo, las desigualdades quiebran muchas veces la oportunidad de participar activamente en la construcción de un mundo más justo. Bajo el lema, “Es la hora de la igualdad”, en 2019 nuestra labor de educación para la ciudadanía global se focalizó en la desigualdad más extendida en el planeta: la que afecta a las niñas, jóvenes y mujeres. Así, incorporamos de manera especial esta mirada de inclusión y equidad en todos nuestros proyectos, sabiendo que la educación transformadora  es la herramienta clave para lograrlo.

Trabajando por una innovación educativa que transforma

En 2019 sacamos a la luz la propuesta pedagógica “Un mundo en tus manos”. En ella damos forma a nuestra metodología de educación para la ciudadanía global, basada en el encuentro transformador con las demás personas y con la naturaleza como experiencia esencial que nos permite descubrir alternativas y tomar decisiones vitales de compromiso con un mundo más igualitario, solidario y sostenible. 

 

En el marco del Movimiento por la Educación Transformadora y la Ciudadanía Global (InterRed, Oxfam Intermón, Alboan y Entreculturas) iniciamos una nueva etapa en la que promover una corriente social y educativa a favor del logro de la meta 4.7 de los ODS, referida a la educación para la ciudadanía global. Nos ponemos a ello tanto desde el acompañamiento a la práctica en las aulas, como fomentando el debate social y político en torno a esta cuestión. 

 

Con el mismo propósito de impulsar una educación transformadora en clave de igualdad, continuamos con  el “Curso de innovación educativa para el aprendizaje y la transformación social”, promovido por EDUCSI, Fe y Alegría, Alboan y Entreculturas, que en enero de 2019 reunió en Madrid y Barcelona de forma presencial y durante dos semanas a una veintena de profesores y profesoras de distintos colegios de la Compañía de Jesús de Guatemala, Colombia, Ecuador y España. En ese tiempo tuvieron la oportunidad de conocer e interactuar con varios centros educativos que están llevando a cabo iniciativas de innovación. Unos meses después, en mayo, fue Ecuador el país encargado de darles acogida y liderar la agenda en la segunda ronda presencial de la formación. El curso finalizó en septiembre, momento a partir del cual los y las docentes pusieron en común sus aprendizajes en sus obras educativas de origen.

Del barrio al mundo: tejiendo comunidades de solidaridad global con la juventud

La Red Solidaria de Jóvenes alcanzó su “mayoría de edad” en 2019. Son ya 18 años de apuesta por la participación de la adolescencia y la juventud en la que los y las jóvenes, junto con sus educadores y educadoras, no han dejado de reinventarse. Con cerca de 2.750 chicos y chicas y 217 docentes de 112 centros educativos participantes en el programa, la Red se abre a nuevos encuentros, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, sobre todo desde su incorporación a la Red Generación 21+ que supuso para el proyecto adquirir una dimensión global tremendamente interesante y enriquecedora. En este sentido, en febrero se dio un momento clave de intercambio cuando algunos participantes de la Red Solidaria de Jóvenes de Extremadura viajaron a Medellín para compartir experiencias con otros jóvenes y docentes de la red de Juventudes de Fe y Alegría Colombia. Y, más adelante, en septiembre, otros 8 jóvenes y docentes de centros educativos participantes en la Red Solidaria de Jóvenes de Galicia, Extremadura y Andalucía viajaron a Argentina para conocer a sus homólogos del grupo de Participación Juvenil Organizada.

En esta línea de alianza de lo local con lo global publicamos, junto con la Red Mimbre (Servicio Jesuita a la Infancia y la Juventud),  “Del barrio al mundo”, una investigación sobre el impacto de nuestro trabajo en educación no formal con adolescentes. En ella hemos podido ver la necesidad de seguir impulsando la vinculación de los y las adolescentes de la RSJ con sus entornos cercanos. Distintos proyectos nos han permitido avanzar en este objetivo durante el 2019.

Enmarcado en el proyecto del Ayuntamiento de Madrid “Decide-Convive: Jóvenes y centros haciendo realidad la Agenda 2030 en Madrid”, en marzo organizamos el “II Encuentro de Buenas Prácticas: iniciativas educativas y comunitarias para la ciudadanía global”. Con este espacio participativo y colaborativo quisimos tender puentes entre iniciativas educativas y comunitarias que están transformando sus entornos locales y globales. “Decide-Convive” inició también su andadura en Andalucía y Murcia durante este 2019 gracias al apoyo de Porticus Iberia.

 


Con la misma filosofía de hacer del barrio y del mundo la casa de todos, llevamos a cabo, en colaboración con
Radio ECCA y financiado por La Caixa, el proyecto de Acción Intercultural en Las Palmas, en los barrios de La Isleta y Guanarteme.

Arte para cambiar el mundo

El arte es un gran aliado como lenguaje de entendimiento universal entre jóvenes. Ejemplo de ello fue nuestra participación, de nuevo, en la 9ª Edición del Festival de Cine por la Ecología Bgreen, o las nuevas obras que se representaron con la iniciativa “Teatro para soñar el mundo”. También los dos encuentros musicales que organizamos en el Huerto Urbano de la Asociación Vecinal de Ventilla-Almenara donde, a ritmo de instrumentos hechos con material reciclado, intercambiamos reflexiones y propuestas de cuidado del planeta y de los espacios verdes de la ciudad.

 

Aunque, sin duda, nuestra propuesta artística estrella fue, un año más, la exposición Miradas que Migran: en su 3ª edición, contó con 84 obras de arte elaboradas por el alumnado de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, con el objetivo de sensibilizar a su comunidad educativa sobre la realidad actual de la movilidad forzosa y la situación de vulneración de derechos que viven las personas migrantes y refugiadas en el mundo.