ENTRECULTURAS | Cooperación para el Desarrollo Internacional
Entreculturas, Educación, Memoria 2016
241
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-241,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Cooperación para el Desarrollo Internacional

Las personas más vulnerables, el corazón de nuestro trabajo: 168 proyectos en América Latina, África, Asia y Europa

El foco de nuestras acciones de cooperación internacional es promover el desarrollo de las comunidades más desfavorecidas, implicándolas en los procesos y haciéndolas protagonistas de su propio progreso. Trabajamos para garantizar el acceso a la educación de calidad de todas las personas, pues estamos convencidos de que esta es la verdadera semilla del cambio y el camino más directo hacia la justicia global a la que aspiramos.

NUESTROS COMPAÑEROS DE VIAJE

La relación que establecemos con las organizaciones locales junto a las que trabajamos en el terreno se basa siempre en una alianza estable, de igual a igual, fundamentada en la absoluta confianza y en el enriquecimiento mutuo.

 

En el caso de Fe y Alegría y del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) se da una doble identificación, ya que Entreculturas forma parte de ambas redes. Además de ellos, en 2016 también hemos colaborado con otros 60 socios locales

Fe y Alegría

Fe y Alegría es un movimiento de Educación Popular presente en 21 países e integrado por 1.614.755 participantes. Nació en Caracas, en 1955, impulsado por el jesuita José Mª Vélaz. Fe y Alegría promueve una educación de calidad y transformadora que contribuya a crear sociedades democráticas y participativas.

www.feyalegria.org

Servicio Jesuita a Refugiados

El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS, por sus siglas en inglés) es una organización internacional que trabaja en 50 países con la misión de acompañar, servir y defender los derechos de las personas refugiadas y desplazadas en todo el mundo. En 2016 el JRS atendió a unas 700.000 personas.

www.jrs.net

NUESTRO FOCO EN AMÉRICA LATINA, ÁFRICA Y ASIA

En 2016 impulsamos un total de 168 proyectos de cooperación y acción humanitaria, en 41 países de África, América Latina, Asia y Europa. La mayor parte de estas intervenciones se realizaron de la mano de nuestros socios estratégicos Fe y Alegría y el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), con quienes compartimos la prioridad de defender el derecho a la educación de calidad en los contextos especialmente desfavorecidos.

 

Durante el año 2016 hemos visto cómo la desigualdad se convierte en una característica predominante en Latinoamérica y Caribe, contribuyendo entre otras causas al incremento de la violencia y provocando como efecto directo situaciones de movilidad humana, en especial en el triángulo norte de Centroamérica y México, aunque no solamente.

 

La brecha entre la población con mayor poder adquisitivo y la población empobrecida se ha incrementado. Más allá de esta desigualdad económica, el diferente acceso a derechos entre mujeres y hombres, la diferente oportunidad de participación en los procesos de toma de decisiones, y el modelo de desarrollo productivo y extractivista insostenible, hacen peligrar los derechos de las personas más vulnerables (población indígena, mujeres, niños/as y población excluida).

 

En África, la corrupción y la eterna pugna por los recursos naturales han seguido dando pie a graves enfrentamientos entre diferentes grupos armados en varios países del continente. Sudán del Sur, República Democrática del Congo o República Centroafricana son algunos de los ejemplos más sangrientos y que, una vez más, han obligado a la población civil a huir desesperadamente. A esta violencia se suman también los efectos del cambio climático -en especial, de la sequía-, que ha provocado el éxodo forzoso de millones de personas.

 

En medio de estos contextos, Entreculturas es testigo de esperanza y catalizador del trabajo que nuestros socios locales, fundamentalmente Fe y Alegría y el SJM / SJR, desarrollan en 19 países de América Latina, 17 de África y 3 de Asia.

 

Las principales líneas de acción que hemos continuado impulsando durante 2016 de manera transversal en los tres continentes han sido: la promoción de la paz y la equidad de género entre jóvenes, la especial protección y defensa de los derechos de las niñas y mujeres ante cualquier tipo de violencia, la calidad educativa, la formación para el empleo y el fortalecimiento mutuo con nuestros socios en el trabajo compartido. Destacar también cómo la cultura evaluativa ha sido una de las características de nuestro trabajo durante el año, concretándose en acciones tales como la evaluación del Convenio de Calidad Educativa, financiado por la Fundación Telefónica.

 

Por otra parte, la celebración del I Congreso Internacional de Fe y Alegría África, que tuvo lugar en Chad, supuso un momento histórico para la Federación y para nuestro trabajo de apoyo a un movimiento educativo cada vez más presente en las regiones vulnerables del continente africano.

ACCIÓN HUMANITARIA

El 16 de abril la tierra tembló en el noroeste de Ecuador. El seísmo de 7,8 grados se cobró la vida de más de 650 personas y dejó sin hogar a casi 30.000 ecuatorianos. La Compañía de Jesús se movilizó desde el minuto uno para evaluar el alcance de los daños y perfilar una respuesta local coordinada entre todas las instituciones jesuitas de la zona. Entreculturas, que lleva décadas apoyando la labor de los jesuitas en Ecuador, envió fondos para apoyar el plan de respuesta, cuyas principales líneas de intervención fueron: la distribución de ayuda de primera emergencia, la atención psicosocial a 24.444 personas, la apuesta por la educación en contextos de emergencia (rehabilitación de 21 centros educativos y levantamiento de escuelas provisionales), y la reconstrucción de viviendas (11 hogares).

 

En octubre, cuando todo parecía volver a la normalidad en Haití después del devastador terremoto de 2010, el huracán Matthew arrasó la costa suroeste del país y parte de República Dominicana y Cuba. La catástrofe afectó a 2,1 millones de personas, de las cuales más de 800 perdieron la vida. En coordinación con otras obras de la Compañía de Jesús en el país (Fe y Alegría, Servicio Jesuita a Migrantes y el Delegado del Provincial de Canadá), apoyamos una primera fase de distribución de kits de emergencia y de reactivación de la actividad escolar (reconstrucción, equipamiento, alimentación y normalización de las clases) y, a continuación, una segunda fase de rehabilitación y recuperación temprana de medios de vida (agricultura y ganadería) y de construcción de viviendas (36 familias recuperaron su hogar).

 

Mención especial merecen también nuestros compañeros del Servicio Jesuita a Refugiados en Oriente Medio pues, a pesar del recrudecimiento de la violencia en Siria durante 2016 (5º año del conflicto), permanecieron firmes en su empeño de acompañar y defender a la población civil.

Nuestros Programas

CONVENIO DE EDUCACIÓN TRANSFORMADORA (AECID)

Durante el segundo año de convenio se han profundizado los procesos para que los centros participantes de Nicaragua, El Salvador, República Dominicana, Haití, Perú, Colombia y Bolivia desarrollen una educación que promueva la paz y la equidad.

 

Con el financiamiento de la AECID, y en consorcio con ALBOAN, las Fe y Alegrías de estos 7 países han puesto en marcha formaciones sobre equidad de género con la comunidad educativa. El trabajo con jóvenes ha dado sus primeros resultados, sumando casi 9.000 jóvenes que han puesto en práctica acciones de ciudadanía vinculadas a procesos de promoción de la cultura de paz.

 

A nivel regional se han sentado las bases para iniciar la construcción de una propuesta educativa con la participación de docentes de los países involucrados para una educación transformadora en contextos de violencia y discriminación de género.

FONDO “LA LUZ DE LAS NIÑAS”

En mayo de 2012 se creó el Fondo “La LUZ de las NIÑAS” para apoyar proyectos orientados a mejorar las condiciones de vida y el desarrollo de las niñas y jóvenes que viven situaciones de extrema vulnerabilidad.

 

Cada año se han sumado nuevos proyectos, en nuevos países, siempre con la mirada puesta en las niñas y adolescentes y trabajando en tres líneas estratégicas: acceso a la educación, prevención de la violencia y atención y rescate de niñas y adolescentes en situación de violencia de algún tipo, especialmente la violencia sexual.

 

En 2016 la intervención se localizó en 7 países: Nicaragua, Haití, Chad, Angola, Sudán del Sur, República Centroafricana y R.D. Congo. Se ha logrado que casi 5.000 niñas hayan mejorado su vida en el día a día, en un contexto familiar y escolar menos agresivo.

 

El próximo año continuaremos el trabajo en Nicaragua, Haití, Chad, Sudán del Sur y R. Centroafricana y comenzaremos en Camerún, RD. Congo, Guatemala, El Salvador, Perú, Honduras y Bolivia.

PROGRAMA DE HABILIDADES PARA EL EMPLEO (ACCENTURE)

Durante 2016 hemos dado continuidad al programa trienal de formación para el trabajo que, en junio de 2015, emprendimos junto a Accenture. En el primer año, hemos centrado los esfuerzos en ofrecer formación en competencias transversales para el empleo a más de 21.000 alumnos y alumnas. También hemos iniciado la formación en competencias específicas y las actividades destinadas a facilitar la inserción laboral de los estudiantes.

 

El objetivo global para el fin del programa, en 2018, es que más de 80.000 jóvenes se formen para el empleo, que 57.000 reciban cualificación específica en los sectores de trabajo de mayor demanda de sus países y que 41.000 accedan al mercado laboral.

 

El programa cuenta con una aportación de 3,8 millones de dólares por parte de Accenture y se está llevando a cabo en 21 países junto a Fe y Alegría en Latinoamérica y África, el Bachillerato Pedro Arrupe en México, Radio ECCA en España y el Servicio Jesuita a Refugiados en Uganda y Sudáfrica.

PROGRAMA DE CALIDAD EDUCATIVA (TELEFÓNICA)

Tras más de 4 años de trabajo continuo, en 2016 hemos concluido nuestro programa conjunto con Fundación Telefónica, cuyo objetivo ha sido extender el Sistema de Mejora de la Calidad Educativa de Fe y Alegría a 60 centros de 6 países de América Latina.

Para conseguirlo, hemos puesto en marcha planes de mejora en los que han participado tanto los equipos docentes y directivos de las escuelas como los alumnos y alumnas, sus familias y las comunidades locales. Las dos primeras fases del programa fueron de evaluación y reflexión. En la tercera, implementamos los planes de mejora y dimos seguimiento y acompañamiento a los centros.

 

Por último, llevamos a cabo una evaluación de contraste, que ha puesto de manifiesto que la gran mayoría de las escuelas ha logrado una aplicación del sistema mayor de lo esperado, y que ahora cuentan con una hoja de ruta para continuar por el camino de la mejora de la calidad educativa.

PROGRAMA “EDUCAR PERSONAS, GENERAR OPORTUNIDADES” (INDITEX)

En 2016, el programa trienal “Educar Personas, Generar Oportunidades” (EPGO) ha beneficiado a más de 62.500 personas en 9 países de América Latina. A través de la línea de formación técnica y para el trabajo, jóvenes y adultos que viven en contextos de pobreza se han formado profesionalmente y, a través de la línea de formación a población vulnerable, hemos atendido y hemos ofrecido oportunidades de futuro a población indígena, personas con discapacidad, jóvenes en riesgo de exclusión y personas migrantes y refugiadas. En 4 países de África, hemos ofrecido educación en campos de refugiados y formación e integración socio-laboral a refugiados urbanos, beneficiando a más de 16.900 personas durante 2016.

Además, a finales de año renovamos este convenio de colaboración con Inditex para el trienio 2017-2019. Los 22 proyectos que conforman el Programa “Educar Personas, Generar Oportunidades II”, trabajarán las líneas de educación, empleo y ayuda humanitaria en nueve países de América Latina, en Sudáfrica y en Líbano, y beneficiará de forma directa a más de 165.500 personas.

PROGRAMA “EN LAS FRONTERAS DE COLOMBIA” (INDITEX)

El programa “En las Fronteras de Colombia”, que estamos desarrollando entre los años 2015 y 2017 en Colombia, Ecuador y Venezuela, tiene el objetivo de ofrecer oportunidades y prestar apoyo a las víctimas del conflicto armado colombiano que viven en situación de desplazamiento o refugio.

 

Junto al Servicio Jesuita a Refugiados y con el apoyo de Inditex, llevamos a cabo actividades en torno a tres grandes líneas de trabajo: medios de vida, educación formal y protección y garantía de acceso a derechos.

En 2016, más de 4.700 personas se han beneficiado de forma directa del programa. En este tiempo, hemos promovido la integración sociolaboral y la seguridad alimentaria de estas personas, les hemos ofrecido acompañamiento jurídico para que puedan acceder a sus derechos y hemos asegurado el acceso educativo, la permanencia y la certificación académica de niños, niñas y jóvenes desplazados y refugiados.