ENTRECULTURAS | carta de director
Entreculturas, Educación, Memoria 2016
259
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-259,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,vss_responsive_adv,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Carta del Director

Un año de ser Tierra que acoge y da sentido de cuidado para todos y todas

Queridos amigos y amigas:

 

Como cada año, os presentamos el ejercicio de rendición de cuentas más significativo de Entreculturas a través de nuestra memoria anual. Durante el pasado 2016 sentimos más que nunca que la Tierra es nuestra mejor escuela. Así titulamos la memoria que te invitamos a leer y así intentamos rendir homenaje al cuidado de la Tierra y su relación con la promoción de los derechos humanos y el acceso a la educación en el ejercicio que cerramos.

 

Recientemente el Papa Francisco nos recordaba en la encíclica Laudato Si´ cómo la preocupación por la naturaleza, la justicia con los más vulnerables y la involucración con la sociedad son realmente dimensiones inseparables de un mismo compromiso. Son numerosas las iniciativas que desarrollamos en las que este enfoque está presente, intentando generar un modelo educativo tanto en la intervención de cooperación en el terreno, como en nuestro trabajo al servicio de una ciudadanía crítica, de educación en valores y de comunicación para el desarrollo.

 

De este modo, en 2016 quisimos visibilizar muchas de estas iniciativas pero, sobre todo, profundizar y continuar aprendiendo de la Tierra, de redes, coaliciones y compañeros de viaje con los que trabajamos, con larga y honda experiencia al servicio de esta dimensión. Aprendimos de la Tierra en nuestro Encuentro Anual de la mano del jesuita Fernando López y la líder indígena brasileña Arizete Miranda; en la campaña de Vuelta al Cole con la visita de los chicos y chicas salvadoreños, “Guardianes Ambientales”, en la iniciativa “Si cuidas el planeta, combates la pobreza” con REDES el conjunto de ONG católicas de España; o en los viajes con los periodistas Nicolás Castellano y Sergi Cámara a Etiopía y Madagascar.

Es de vital importancia reconocer que cada vez más, no son solo los conflictos o la pobreza los que generan movilidad humana, sino también las consecuencias del cambio climático que acarrean sequías, inundaciones, terremotos o huracanes y llevan a millones de familias a buscar otro lugar donde sobrevivir. La cifra de refugiados alcanzaba el pasado año el dato de 65 millones de personas. La campaña #YoSoyTierraDeAcogida, que promovemos junto al conjunto de obras sociales de la Compañía de Jesús, nos ofrecía también la posibilidad de actuar desde una Tierra que acoge y da sentido de cuidado para todos y todas.

 

Un año intenso en el que continuamos acompañando a las poblaciones más sufrientes en contextos de Sudán del Sur, República democrática del Congo, Centroamérica, Líbano, Venezuela, Paraguay… en 41 países y a través de 168 acciones de cooperación y acción humanitaria.

 

Un año en el que celebramos los 25 años de nuestro programa de voluntariado internacional VOLPA, más de 11.000 personas visitaron nuestra exposición “Somos Migrantes” en CaixaForum Madrid y 300 jóvenes y educadores de toda España se reunían en el V Encuentro Global de nuestra Red Solidaria de Jóvenes, titulado “Un mundo en tus manos”. Multitud de espacios, de iniciativas para la búsqueda de modelos de vida, personales y colectivos, que hagan realidad el mundo equilibrado, justo y sostenible con el que soñamos.

 

Somos conscientes de que toda esta andadura ha sido posible gracias a la confianza que depositan en Entreculturas personas como tú. Gracias, porque ese apoyo es el que nos inspira y nos llena de fuerza para seguir defendiendo las posibilidades de una educación al servicio de la justicia.

Daniel Villanueva SJ
Director de Entreculturas