fbpx
Educación
Entreculturas, Educación, Memoria, Informe Anual, Rendición de Cuentas
128
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-128,bridge-core-3.1.3,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.7.0,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,vss_responsive_adv,vss_width_768,qode-theme-ver-30.2,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-7.3,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-2599
 

GARANTÍA DEL DERECHO A LA EDUCACIÓN

Trabajamos para que todas las personas sin excepción tengan garantizado su derecho a una educación de calidad. Prestamos especial atención a los colectivos que se enfrentan a más barreras a la hora de acceder a este derecho: niñas y mujeres, estudiantes con discapacidad, familias con escasos recursos o personas en situación de migración o refugio.

Más docentes y mejor remuneración

En 2022, un total de 244 millones de niños, niñas y jóvenes de entre 6 y 18 años seguían sin acceso a la escuela. La crisis provocada por la COVID-19 motivó que los presupuestos nacionales de educación cayeran más de un 30% (en un contexto donde se hubo de invertir millones de euros en salud, protección social, en ayudar a empresas y en preservar empleos), de manera que la coyuntura exigía redoblar los esfuerzos para evitar una catástrofe generacional en materia educativa y no dar por perdida la Agenda 2030.

 

Desde la Campaña Mundial por la Educación (integrada por Entreculturas, Ayuda en Acción, Educo y Plan International) nos movilizamos para reclamar un incremento de la financiación pública en materia educativa, haciendo especial hincapié en la necesidad de paliar el déficit de profesorado, de invertir en su cualificación y de garantizar a este colectivo una remuneración adecuada. 

 

Bajo el lema #MilMillonesDeVoces, más de 100 países en todo el mundo organizamos distintas actividades para visibilizar el papel fundamental de los y las docentes como garantes del derecho a la educación, especialmente tras todo lo ocurrido durante la pandemia. Asimismo, con la publicación del informe “Los desafíos de la financiación internacional en materia educativa”, hicimos un llamado a la cooperación española para recordarle el compromiso adquirido con la Agenda 2030 de destinar el 20% del total de AOD a educación (un porcentaje que hoy en día apenas alcanza el 6%).

El lugar donde todo es posible

Factores como la discapacidad, la desigualdad de género, la pobreza, los conflictos o los efectos del cambio climático condicionan el acceso a la educación en todo el mundo. En el marco de nuestra campaña La Silla Roja, en 2022 centramos nuestro mensaje en la importancia de una educación inclusiva, una educación que apuesta por integrar la diversidad y por hacer de la escuela “El lugar donde todo es posible”, como apuntaba el lema de ese año. 

 

Para profundizar en la situación de la inclusión educativa de las personas con discapacidad en todo el mundo, la campaña se acompañó del informe “Educar es incluir, un camino que garantiza derechos” y de un webinar homónimo en el que participaron Vernor Muñoz, ex Relator Especial de Naciones Unidas sobre el derecho a la educación; Carmiña de la Cruz, miembro de la Iniciativa sobre Discapacidad de la Federación Internacional de Fe y Alegría; Daniela Bruni, especialista en educación de emergencias del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS); Gregorio Saravia, Delegado de Derechos Humanos y para la Convención del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad; Rubén Sequeros, técnico de la Fundación AVIVA; Álvaro Valpuesta, voluntario Internacional de nuestro programa VOLPA en Tanzania; y Beatriz Romero, intérprete de lengua de signos que trabaja junto a la cantautora Rozalén.

 

Asimismo, contamos a posteriori con la presencia en España del propio Vernor Muñoz y de Carmiña de la Cruz, con quienes llevamos a cabo una gira de reuniones y eventos públicos para socializar el informe y compartir algunas recomendaciones con representantes políticos de la Agencia Española de Cooperación (AECID) y la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional (SECI).

Viajamos a Ecuador con Rozalén y Bea

Tras conocer nuestro trabajo en Guatemala (2019) y Chad (2020), en 2022 volvimos a viajar de la mano de la cantautora y activista social Rozalén y de su compañera Beatriz Romero, intérprete en lengua de signos, esta vez a Ecuador, donde pudimos mostrarles los proyectos de educación inclusiva que llevamos a cabo junto a Fe y Alegría. 

 

La experiencia arrancó en Quito con la visita a la Unidad Educativa Emaús y el encuentro comunitario organizado por la escuela móvil “Cuéntamelo todo Quito”, un proyecto socioeducativo que, desde hace 10 años, ofrece educación y acompañamiento a niños, niñas y adolescentes en situación de calle. Después, en Santo Domingo, tuvieron ocasión de conocer al alumnado de la Unidad Educativa Especial de Fe y Alegría, donde reciben formación técnica y se les facilita el tránsito hacia la vida laboral. 

 

Finalmente hubo espacio para acercarse a la realidad de las personas refugiadas y migrantes que acompaña el Servicio Jesuita a Refugiados en el albergue de La Argelia, al sur de Quito. Desde el año 2000 este espacio es hogar para familias migrantes y refugiadas que llegan a Ecuador procedentes mayoritariamente de Colombia y, más recientemente, de Venezuela.

Rozalén y Bea visitan nuestros proyectos en Ecuador

Consolidando alianzas por la educación

En 2022 firmamos un nuevo acuerdo con la compañía INDITEX para llevar a cabo proyectos desarrollados junto al Sector Social de la Compañía de Jesús en España y junto a Fe y Alegría, JRS y otros centros sociales de la Compañía en 11 países de América Latina, África y Asia. Los proyectos fruto del convenio, que se está ejecutando entre 2023 y 2025, están centrados en la reducción de la brecha educativa y digital, en la creación de medios de subsistencia dignos y sostenibles y en la protección de las víctimas de las migraciones forzosas, dentro del programa “Generando oportunidades: Educación e inclusión para un mundo sostenible”.

 

Por otro lado, ampliamos nuestra colaboración con Accenture a través del programa “Hacia un mundo digital y sostenible”, con el que buscamos mejorar la empleabilidad tanto de los jóvenes en riesgo de exclusión como de personas adultas que están fuera del mercado laboral, trabajando directamente con nuestras principales organizaciones socias: Fe y Alegría en 17 países de Latinoamérica, Pedro Arrupe en México y EDUCSI, Radio ECCA y el Sector Social Jesuita en España. La estrategia pasa por desarrollar los conocimientos digitales básicos, habilidades técnicas y competencias de sensibilización sobre el medio ambiente para que puedan optar a trabajos de alta demanda.

 

En 2022 dio inicio el programa “Generando oportunidades para una juventud comprometida”, nuestra primera colaboración con Food For The Poor, a través de la cual trabajaremos con Fe y Alegría en Honduras, El Salvador y Guatemala durante los próximos tres años para que jóvenes en situación de exclusión se desarrollen a nivel personal y como agentes de cambio para la transformación social. Para ello contribuiremos a su reinserción educativa, mejoraremos su acceso a medios de vida y fortaleceremos sus habilidades de liderazgo juvenil para la paz y la igualdad.

En el ámbito de las instituciones públicas, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) renovó su compromiso con la Educación Técnica en Bolivia, para lo que firmamos un nuevo convenio de cooperación a fin de potenciar la formación para el empleo y el emprendimiento en jóvenes, especialmente mujeres, de comunidades rurales y contextos urbanos vulnerables de 7 departamentos del país. En Haití, la AECID financió la construcción de la Escuela Superior de Magisterio y Educación San Ignacio de Loyola, algo que repercutirá significativamente en la mejora de la calidad del sistema educativo haitiano. Y, gracias a la Dirección General de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria Europeas (DG ECHO), pudimos garantizar durante un año más el derecho a la educación de niños, niñas y adolescentes en el contexto de la crisis humanitaria de Venezuela.

 

A nivel local, el respaldo de gobiernos autonómicos, provinciales y locales fue clave para sostener nuestro empeño por reducir el absentismo escolar y mejorar la calidad educativa en países como Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Perú, El Salvador, Líbano, Marruecos, Chad y Uganda. 

 

A través del Reto Delegación, la iniciativa en torno a la cual nuestras delegaciones en España organizan sus actividades de sensibilización y captación de fondos, los equipos de Alicante, Burgos, Cantabria, Córdoba, La Rioja, Madrid, Salamanca, Valencia y Valladolid lograron recaudar cerca de 46.000€ para defender la educación en Haití. En concreto, el objetivo es sostener las escuelas de Fe y Alegría y garantizar su funcionamiento en medio de las graves dificultades por las que atraviesa el país y, para ello, se afronta el pago de los salarios del profesorado y se costean medidas para garantizar la seguridad en los centros educativos.   

 

En 2022, también fue significativa la progresiva internacionalización de Fe y Alegría, que durante 2022 ha seguido cultivando su semilla en nuevas fronteras tanto en África como en Asia: Guinea Conakry, Camboya, Nepal, Kenia y Angola.